Un concepto de tratamiento integral para el control de la legionela

Un concepto de tratamiento integral para el control de la legionela.

La legionela es una bacteria gramnegativa causante de diferentes tipos de enfermedades humanas. Una de ellas es la legionelosis neumófila, una neumonía atípica cuyos signos y síntomas incluyen tos, dificultad para respirar, fiebre alta, dolores musculares y de cabeza. Este cuadro suele comenzar de dos a diez días después de la exposición a un aerosol que contenga la bacteria. La bacteria se encuentra de forma natural en agua dulce, de forma que si esta agua no se trata adecuadamente antes de entrar en los sistemas industriales las bacterias pueden contaminar los depósitos de agua caliente y las bañeras de hidromasaje. Por lo tanto, la presencia de legionela en las torres de refrigeración es un tema bastante conocido y muy grave.

Los sistemas no tratados ni supervisados que contienen biofilm, corrosión y contaminación son el entorno ideal para la proliferación de la legionela. También el agua caliente (en duchas y fuentes, por ejemplo) constituye un entorno particularmente favorable para esta bacteria. Por estas razones, es muy recomendable tratar los sistemas de agua caliente. De lo contrario, cualquier infección con legionela perjudicará gravemente su salud. La prevención de la legionela es tan indispensable como su análisis rápido y fiable. El análisis de la legionela conforme a la norma ISO 11731 sobre el género Legionella se realiza cultivando la bacteria en un medio nutritivo específico. La dificultad de detección se debe a la presencia de microflora acompañante en las aguas residuales.

Además, la legionela requiere un periodo de 9 a 10 días más para proliferar en el medio nutritivo. En comparación, los microbios acompañantes presentes pueden ya formar colonias en el medio nutritivo en un periodo de 2 a 3 días. Con el fin de minimizar la alteración de la microflora acompañante presente, se describen los métodos de tratamiento previo en la norma ISO 11731 y también en la nueva recomendación de la UBA (Agencia Federal del Medio Ambiente alemana). Los nuevos requisitos han provocado un incremento significativo del trabajo de los laboratorios de pruebas.

Kurita, que cuenta con una larga experiencia en el tratamiento de sistemas frente a la legionela, ofrece soluciones y asesoramiento profesional:

  • Tratamientos integrales que combinan biocidas y biodispersantes para controlar eficazmente el crecimiento de biofilm.
  • Tratamiento con biocidas específicos del agua potable, especialmente recomendado para evitar la proliferación microbiológica y de legionela.

Dilurit® BC S-System, nuestro innovador sistema de oxidación in situ, es muy eficaz frente a la legionela. Este sistema cumple todos los requisitos de la norma DIN EN 13623.

Si desea más información sobre nuestro catálogo de productos para controlar la legionela, consulte:

¿Por qué elegir Kurita?

Kurita está registrada en el Registro Oficial de Establecimientos Plaguicidas, y los productos biocidas para control de Legionella cumplen con el Artículo 95(2) de la BPR (EU) Nº528/2012 y están registrado en el Ministerio de Sanidad y Consumo de España. Este registro permite utilizar los productos de Kurita para dar cumplimiento al Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis y la La Norma UNE 100030:2017 sobre la Prevención y control de la proliferación y diseminación de Legionella en instalaciones.
Nuestro equipo de profesionales le prestará apoyo mediante formación interna y evaluación del riesgo de legionela en función de aspectos higiénicos y técnicos.

¿Necesita ayuda? Nuestros expertos cualificados estarán encantados de asesorarlo personalmente y de forma individualizada.

Nos gusta estar a su servicio.