Inhibidores de corrosión

Conceptos de tratamiento bien establecidos para el control de la corrosión.

En los procesos petroquímicos, la corrosión a menudo ocurre en diversas formas y causa daños graves al equipo. Por razones económicas, no es posible reemplazar los materiales de acero al carbono por completo con aleaciones resistentes a la corrosión (CRA). Las especies corrosivas son oxígeno, compuestos oxigenados, dióxido de carbono (CO2), sulfuro de hidrógeno (H2S), fenoles y ácidos orgánicos (es decir, ácido fórmico, acético y propiónico). La corrosión es un proceso electroquímico que puede evitarse o reducirse significativamente con inhibidores de corrosión adecuados.

En procesos petroquímicos la corrosión a menudo se produce en varias formas y causa graves daños al equipo. Se hace una distinción entre:

  • La corrosión uniforme
  • La corrosión por grietas
  • Picaduras
  • Corrosión inducida por hidrogeno ( HIC )
  • Corrosión bajo tensión ( SCC )
  • Erosión 
  • Corrosión por amalgama (AHXs / fragilización líquida del metal)

La corrosión es un proceso electroquímico que puede prevenirse o reducirse por inhibidores de la corrosión adecuados de manera significativa. Kurita ofrece programas de tratamiento muy poderosos para la protección contra la corrosión, que cumplan con los requisitos específicos de las plantas de producción pertinentes. Nosotros aplicamos exclusivamente productos libres de sodio para evitar el agrietamiento por corrosión bajo tensión inducida por el sodio y la formación de coque en la planta de craqueo. La corrosión por amalgama es peligrosa en el flujo de gas en bruto y puede ser inhibida por el uso de nuestros limpiadores especiales de mercurio.

¿Necesita ayuda? Nuestros expertos cualificados estarán encantados de asesorarle personalmente y de forma individual.